icon-menu icon-search
 
POR RAZONES DE DISPONIBILIDAD HORARIA SE ENCUENTRA CERRADA LA ADMISION DE PACIENTES.

Las células del sistema neuroendocrino difuso (SNED) en los aparatos respiratorio y digestivo

Desde su descubrimiento en 1891 por A. Nicolás, las células neuroendocrinas han despertado la curiosidad de los investigadores al presentar similitudes morfofuncionales tanto con las células endocrinas como con las neuronas. Los avances en las técnicas histológicas han permitido esclarecer que todas ellas comparten una misma morfología básica, mecanismo de secreción y capacidad de despolarización, rasgos que han permitido su agrupamiento bajo la denominación de sistema neuroendocrino difuso (SNED). Las células neuroendocrinas se encuentran en mayor proporción formado parte de los epitelios del aparato respiratorio y del aparato digestivo. En ellos, son capaces de actuar como sensores de moléculas volátiles y de nutrientes, coordinarse entre sí y con otras estructuras para llevar a cabo funciones trascendentales en el organismo, como por ejemplo la regulación del apetito. Aunque su importancia fisiológica es incuestionable, aún quedan muchas incógnitas por resolver para alcanzar una comprensión completa de todos los diferentes elementos que conforman el SNED.