icon-menu icon-search
 
POR RAZONES DE DISPONIBILIDAD HORARIA SE ENCUENTRA CERRADA LA ADMISION DE PACIENTES.

Papel de la cronomedicina en la prevención de patologías endocrinas

El reloj biológico permite sincronizar todos los procesos fisiológicos con los cambios ambientales producidos cada 24 horas, siendo la melatonina una pieza clave en la coordinación de todos estos ritmos biológicos. En el último siglo, los cambios en nuestro ritmo de vida han hecho que adquiramos hábitos cada vez más nocturnos, alterando nuestros horarios de sueño e ingesta y exponiéndonos cada vez más a la luz artificial durante la noche, la cual inhibe la secreción normal de melatonina y altera nuestros ritmos biológicos, generando cronodisrupción. De la misma manera, la cronodisrupción ocasiona alteraciones en la expresión de los genes reloj del sistema circadiano.
Por otro lado, existen evidencias que relacionan la cronodisrupción con alteraciones metabólicas, cambios en las hormonas que regulan el apetito, o con la secreción de insulina. Todo ello en su conjunto puede contribuir, al menos en parte, sobre la obesidad, el síndrome metabólico o la diabetes, patologías cada vez más frecuentes en nuestra sociedad.
Finalmente, la secuencia lógica será preguntarse si la intervención clínica para regular los ritmos biológicos (cronomedicina) podría tener un papel clave a la hora de prevenir y tratar dichas patologías.