icon-menu icon-search
 
POR RAZONES DE DISPONIBILIDAD HORARIA SE ENCUENTRA CERRADA LA ADMISION DE PACIENTES.

Interacciones entre las vías de señalización de la melatonina y los miRNAs

La melatonina es una hormona producida en la glándula pineal cuya función principal es la de actuar como sincronizador de los ritmos circadianos, tomando como base de la regulación la presencia/ausencia de luz ambiental. Durante las últimas décadas se han ido caracterizando otras muchas acciones entre las que se incluyen funciones protectoras en cerebro, hueso y sistema cardiovascular, la inmunomodulación y función
antioxidante. Además, esta indolamina ejerce una acción antitumoral en diferentes tipos de cáncer mediante varios mecanismos de acción entre los que destacan la ralentización del ciclo celular, efectos antiproliferativos, estimuladores de la apoptosis, inhibidores de metástasis y estimuladores de la sensibilidad a quimioterapia.
Algunas de las dianas moleculares de la melatonina son pequeñas moléculas de ribonucleótidos: los miRNAs, una clase de RNAs no codificantes capaces de regular la expresión génica, con una longitud de entre 19 y 25 nucleótidos que se unen al RNAm promoviendo su degradación o inhibiéndolo. Estas pequeñas moléculas participan en diversas situaciones patológicas como la ateroesclerosis, la diabetes o la caquexia. También juegan un papel fundamental en el desarrollo y progresión tumoral, existiendo miRNAs oncogénicos y miRNAs que actúan como supresores de tumores. Las perspectivas futuras de los miRNAs son prometedoras, ya que se está empezando a considerar su utilidad tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer.
En la última parte de este trabajo hemos revisado aquellos artículos de la literatura científica que establecen una relación entre las dos entidades previamente mencionadas. En diferentes estudios (la mayor parte publicados desde 2016 hasta la fecha) se describe la interacción de melatonina y miRNAs determinados en diferentes enfermedades como la fibrosis hepática, el autismo y el cáncer. La progresión exponencial en el número de artículos referentes a este tema en estos últimos 3-4 años hace pensar en una ampliación importante del conocimiento de la regulación de los miRNAs por parte de la melatonina en años venideros.